16 de octubre

Ponemos a vuestra consideración un caso que desborda todas nuestras capacidades. Es un ejemplo de cómo una persona puede ser esclavizada a causa de su dependencia a las drogas.

Una joven de 32 años es sistemáticamente, y a diario, agredida físicamente. Tiene signos claros de maltrato, hematomas, heridas. No quiere denunciar estos hechos.

Interpretamos que las agresiones son por parte de la gente que le vehiculiza el consumo y que prefiere aceptar los golpes siempre y cuando tenga acceso a heroína y cocaína. Le hemos ofrecido las que llamaríamos propuestas más sencillas y convencionales: buscar un lugar protegido, cambio de ciudad, mantenimiento con metadona, pero chocamos con su necesidad de consumo, bastante elevado, por vía intravenosa. No acepta.

Nos preocupa que este maltrato termine ocasionándole la muerte, pero cualquier alternativa pasa por seguir garantizando el consumo por vía intravenosa. Lo hemos reflexionado muy seriamente y pensamos en un tratamiento a modo de uso compasivo, entendida como utilización de un medicamento no autorizado- de heroína por vía intravenosa-  ya que escapa de nuestras competencias que tuviera un “buen camello” que le facilitara la droga sin agredirla.

Es muy complejo, pero no se nos ocurre otra alternativa. Creemos, sinceramente que estamos ante un riesgo vital y nos sabría muy mal que se confirmara nuestro pronóstico.

1 de noviembre

Tras vuestra gestión, pudimos contactar con ella y la acompañamos al servicio de urgencias de psiquiatría. Camino de la habitación, sin embargo, prefirió posponer el ingreso al día siguiente. Se le ha reservado durante una semana esta cama para ingreso.

Según nuestras informaciones no ha utilizado esta eventualidad. Pero, se nos ha dicho que,  coincidiendo con estos hechos, ha abandonado el piso donde recibía droga y maltrato.

Confiamos que a partir de esta primera intervención logre evitar el maltrato y, más adelante, más preparada, pueda tomar alternativas positivas para su salud.

1 de diciembre

Hace  pocos días nos han comunicado que la joven que motivó esta comunicación, ha sido encontrada muerta en la calle. No tenemos, de momento, más información.

Por un lado el sentimiento de que ha habido una amplia movilización. Por otro que probablemente habrá que ampliar las prestaciones en aras de mejorar la cobertura de nuestros atendidos  y que para casos seleccionados habrá que pensar en plantear tratamientos diferentes, legalmente estructurados.

Jordi Delás, médico

Foto: Mr. Theklan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s