La obra ingente del griego Yannis Ritsos (1909-1990) cultiva tanto el poema extenso, de tono heroico, bajo el arquetipo de la tragedia clásica, como el poema corto, intenso y conmovedor. Es el caso de “Forma de la ausencia”, perteneciente a Fragmentos, que aquí damos en la traducción de Miguel Castillo Didier.

FORMA DE LA AUSENCIA

Al atardecer, cuando al cerrarse los jardines públicos,
vuelven los niños a sus casas,
vienen siguiéndolos, en una hilera muda, invisible, las niñitas
        muertas,
pálidas, los cabellos deslustrados, sosteniendo en sus manos
        juntas
sus ramilletes secos, como breves poemas
que no han tenido tiempo de aprender de memoria.
Se mantienen a distancia, miran las guirnaldas y los juguetes que
        cuelgan en los kioskos,
la humilde vitrina iluminada del negocio vecino,
dejando a cada paso un espacio íntimo que viene a cubrir al punto
una sombra violeta y rosa. Llegan al umbral de sus casas,
contemplan la ventana cerrada de su pieza de niños,
levantan la mano un instante pero no golpean. Adentro
los padres escuchan el golpe. Dejan caer sus servilletas sobre la
        mesa
como una gran hoja muerta que cae sobre el tiempo. Abren la
       puerta.
No hay nadie.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s