Habitar el espacio intermedio

Habitar el espacio intermedio
Oscar Mateos, profesor de la Facultad de Comunicación y Relaciones
Internacionales Blanquerna-URL, miembro del Centro de estudios
Cristianismo y Justicia

Dice el manual de resolución de conflictos que, en contextos de polarización, una de las claves para una adecuada transformación del conflicto, es habitar los espacios intermedios (middle ground). Es en esos espacios donde los matices quieren contrarrestar una realidad que se construye en blanco y negro. Y es ese espacio el que los actores o individuos más polarizados tienden también a convertir en la diana de sus discursos exacerbados.

Habitar el espacio intermedio requiere de coraje, de paciencia y de mucha creatividad. Construir discursos matizados y también iniciativas que potencien cualquier ejercicio empático entre las partes son, por lo tanto, acciones fundamentales para reconstruir los daños causados por un escenario polarizado. Seguir leyendo “Habitar el espacio intermedio”

Estigmas sobre alzheimer y otros conceptos monolíticos

Estigmas sobre alzheimer y otros conceptos monolíticos
Jordi Delás, médico

En el número de 22 marzo de 2018, de la muy prestigiosa revista New England Journal Medicine, se publicó por parte de la Dra. Gayatri Devi un sugestivo artículo que explicaba la  historia de una doctora estadounidense de 76 años con pérdida de memoria. Acudió a un centro especializado, donde se le diagnosticó Enfermedad de Alzheimer y se le indicó cesar inmediatamente en su trabajo.

La doctora se sintió muy preocupada al tener que dejar a sus pacientes de manera súbita, por lo que solicitó una segunda opinión al Comité de Salud Médica del estado de Nueva York. Se confirmó el diagnóstico, pero tras tests psicológicos se le recomendó que continuara con su práctica médica, bajo tratamiento y la supervisión de sus historiales por otro médico. La  doctora se jubiló a los 80 años como tenía planeado y las pruebas anuales manifestaron leves disminuciones intelectuales. Seguir leyendo “Estigmas sobre alzheimer y otros conceptos monolíticos”

Del miedo al pim pam pum

Del miedo al pim pam pum
Soledad Gomis, periodista

Las mujeres tenemos miedo. Miedo de los hombres. De que puedan acecharnos en cualquier momento y lugar. Por eso, las deportistas buscan espacios con gente para ir a correr. De noche, caminamos alejadas de los portales, para que nadie nos empuje dentro de uno. O vamos en dirección contraria a los coches, para que no puedan hacernos subir a la fuerza. Sacamos la llave 100 metros antes, para no entretenernos en la puerta de nuestro edifico. O llevamos el móvil en la mano, para no parecer tan aisladas. En los taxis, algunas veces vamos tensas, según el conductor y la ruta que elija. Si en la portería se entretiene alguien, bajamos en otro piso, para que no quede claro dónde vamos. Muchas no se atreven a andar por el monte solas. Ahora suele ser automático, pero, en el coche, nos aseguramos de que quede cerrado a la que tomamos asiento.  Hablando de coches, a ninguna le gusta estar en un parking sin vigilancia en horas de poco trajín. Y siempre, siempre, nos ponemos en guardia si oímos pasos detrás nuestro. Seguir leyendo “Del miedo al pim pam pum”

Frentismo

Frentismo
Carles Padró, periodista

Uno de los problemas que más corroe las entrañas de España es el frentismo visceral. Facha o rojo, casta o pueblo, del Barça o del Madrid, monárquico o republicano, patriota o separatista… La cuestión es dejar claro por qué escudo luchamos y de paso liberar tensiones, acto nada baladí en un país tan fatalmente sobrado a veces de testosterona. Estamos tan acostumbrados a militar en una idea, que casi sin darnos cuenta etiquetamos al otro como enemigo. Mala cosa, porque el frentismo es un “estás conmigo o contra mí” que imposibilita hacer de las diferencias y los matices, virtud de nuestra sociedad. Seguir leyendo “Frentismo”

Corrido

Corrido
Jaume Boix, director de El Ciervo

“Ningún juez, ningún gobierno, ningún funcionario tiene la legitimidad para cesar, y menos para perseguir, al presidente”. Supongamos que la frase se refiera al presidente Nixon. O a Rajoy. No creo que tal derroche de inmunidad rayano con la inviolabilidad sea conveniente. Yo modestamente tenía entendido que, incluso en el país de los 17.600 aforados, en democracia nadie está por encima de la ley, que protege al pueblo soberano. Ni siquiera el presidente al que se refiere la cita, que resulta ser el “de todos los catalanes”.

La frase la pronunció el actual primer mandatario de Catalunya, el presidente del Parlament Roger Torrent, en una solemne alocución televisada en el prime time el día en que Carles Puigdemont fue detenido en Alemania. Seguir leyendo “Corrido”

Efectos de la música

Efectos de la música
Eugenia de Andrés, periodista

La escena ocurrió días atrás en un supermercado de la cadena Jespac. En mi cesta de la compra, una bolsa de palitos integrales, unos kiwis, cuatro manzanas, medio kilo de judías verdes y una tableta de chocolate negro. Poca cosa más. Me adentré después en uno de los pasillos en busca de mi mermelada favorita. Me di cuenta entonces de que se oía música y pude escuchar los primeros acordes de Clocks, mi canción preferida de Coldplay. Me detuve un momento mientras buscaba por los estantes algunos alimentos que faltaban en mi despensa para la cena y la comida del día siguiente. Seguir leyendo “Efectos de la música”

Saberlo todo, ¿no poder hacer nada?

Saberlo todo, ¿no poder hacer nada?
Oscar Mateos, profesor de la Facultad de Comunicación y Relaciones
Internacionales Blanquerna-URL, miembro del Centro de estudios
Cristianismo y Justicia

Dice la filósofa catalana, Marina Garcés (Nueva Ilustración radical, 2017, Anagrama), que la impotencia de nuestra tiempo es lo que denomina como “analfabetismo ilustrado”: lo sabemos todo, pero no podemos hacer nada. Asistimos perplejos a escenarios que nunca imaginamos, o si lo hicimos, asumimos que sólo era una proyección improbable de las previsiones más catastróficas. Es un tiempo en el que la fascinación por las distopías (dibujar insistentemente en series de TV, por ejemplo, un mundo en el que el cambio climático ha devastado totalmente el planeta, pero también en el que el hemos vuelto a sistemas autoritarios) o por las “retrotopías”, que señala Zygmunt Bauman en una obra póstuma (añorar aquel mundo que no regresará), cabalgan dramáticamente sobre la posibilidad de imaginar colectivamente la sociedad que queremos y a la que aspiramos. Seguir leyendo “Saberlo todo, ¿no poder hacer nada?”

¿Dónde está Aliosha?

¿Dónde está Aliosha?
Carlos Eymar, filósofo, profesor del Instituto Universitario Gutiérrez Mellado (UNED)

No son precisamente optimistas las noticias que nos llegan de Rusia. Cuando no son los energúmenos del Spartak de Moscú, es Putin pavoneándose de poseer unas armas estratégicas invulnerables, o Zhirinovski profiriendo groserías contra Ksenia Sobchak, la única mujer candidata a la presidencia. Seguir leyendo “¿Dónde está Aliosha?”

Vivir en el Hospital

Vivir en el Hospital
Jordi Delás, médico

En marzo de 1982, se publicó una conversación en El Ciervo sobre Morir en el Hospital, morir en casa. Junto a tres médicos, una enfermera y una asistente social, Rosario Bofill mostraba su miedo a la muerte en el hospital porque implicaba soledad.

Otro colaborador de El Ciervo, el pediatra y experto en organización de Hospitales,  Dr. Ignasi Aragó ha tratado el significado de la vida en el Hospital. Hay quien compara la estancia en el Hospital con la de una prisión. Con analogías, la pérdida de la independencia, un uniforme que suele ser una breve bata, horarios estrictos, limitación a abandonar determinadas áreas, incluso salir del hospital.  Por lo que para muchos es una experiencia dura los días en el hospital y para los profesionales, todo un reto, hacer más humana la vida en él. Seguir leyendo “Vivir en el Hospital”

La queja

La queja
Lucia Montobbio, periodista y mediadora

Los temas para escribir se presentan de maneras insospechadas. Hoy elijo reflexionar sobre la queja. Mientras iba caminando por la calle Floridablanca, me topo con una tienda de colchones. La tienda se llama El Gigante del colchón y de rebote mi memoria se acuerda de la Princesa del guisante. Mi madre explicándonos ese cuento en italiano antes de irnos a dormir. Supongo que princesas y gigantes pertenecen al mismo mundo fantástico, y la princesa del guisante está relacionada con los colchones.

Una noche se desencadenó una terrible tormenta. Nevaba muchísimo, como hoy en todo el estado. Los relámpagos iluminaban el cielo y los truenos sonaban muy fuerte. De pronto, se oyó que alguien llamaba a la puerta del castillo. La familia no entendía quién podía estar a la intemperie en semejante noche de tormenta y fueron a abrir la puerta. Seguir leyendo “La queja”