Atenas y Jerusalén

Atenas y Jerusalén
Carlos Eymar, filósofo, profesor del Instituto Universitario Gutiérrez Mellado (UNED) 

El pasado 27 de diciembre de 2018, en el diario El País, me encontré con dos curiosos titulares. El primero de ellos, destacado en portada, señalaba que España es el tercer país de Europa, tras Noruega y Bélgica, donde más decae el cristianismo. En términos cuantitativos, esa decadencia se cifraba en doce millones de personas.  El segundo titular que me llamó la atención fue el que daba cuenta de la reducción, en un 62%, en los últimos siete años, de la publicación de libros de filosofía en España. A mi juicio, puede defenderse la existencia de un nexo entre la decadencia del cristianismo y la de la filosofía, como síntomas de una misma enfermedad del espíritu. Seguir leyendo “Atenas y Jerusalén”

Migrantes todos

Migrantes todos
Jaume Boix, director de El Ciervo

José Ramón Alonso ha sido el ganador del 43 premio El Ciervo Enrique Ferrán de artículos. Felicitamos al premiado y a todos los participantes en esta edición, que convocamos sobre el tema Migrantes en un mundo nuevo y ha tenido una concurrencia muy destacable: 155 originales llegados de 20 países. Llegados. Las personas emigran, los artículos permanecen en esa nube o nebulosa que envuelve el globo, disuelve fronteras, elimina obstáculos geográficos, abre murallas, salta muros y esquiva alambradas que los migrantes no pueden fácilmente salvar. Nos llegan artículos, es decir mensajes, reflexiones e ideas, pero no personas. Se mueven también a placer por el mundo los capitales y los hombres que con ellos se enriquecen pero no pueden hacerlo los que intentan sobrevivir fuera del lugar donde la desgracia les ha dado nacer. No es aceptable, simplemente no lo es. No puede ser (pero es) y mucho menos teniendo en cuenta que todos, la humanidad entera, hemos sido, somos y, atención, seremos —nosotros, nuestros hijos o nuestros nietos— migrantes. Las migraciones son la huella y la historia de nuestro paso, nuestros pasos, por la tierra, una historia a menudo olvidada que algunos de los artículos recibidos, entre ellos el ganador, recuerdan oportunamente en estos momentos en que tantos –Trump no está solo ni lejos– ponen o piden trabas a los que intentan vivir, aunque sea mal, con nosotros para no morir en sus yermos. Más de un millón de trabajadores de fuera de la UE está decidido a contratar el gobierno alemán para asegurar el futuro de su economía y aquí se pronostican graves catástrofes por la llegada de unos pocos miles de náufragos que de otro modo morirían. Qué vergüenza. Seguir leyendo “Migrantes todos”

“María libre”

“María libre”
Jordi Delás, médico

El cannabis está muy extendido entre nuestros jóvenes. Según El informe 2017 sobre alcohol, tabaco y drogas ilegales en España, en el grupo de 15 a 24 años de edad, el 19,9% ha consumido cannabis en los 12 meses precedentes, mientras que en escolares de 15 a 16 años, el 27% lo ha probado.

El comercio ilegal da lugar a gran cantidad de dinero que pasa a la economía delictiva, dotándola de gran poder adquisitivo, antes de volver al mercado normalizado. En España consumir cannabis es una actividad castigada con multas, pero nunca con cárcel. Tampoco es delito penal la posesión de estupefacientes para el uso propio. Pero el tráfico de cannabis es la principal causa de ingreso en prisión en España, dentro de los delitos vinculados a las drogas.  Seguir leyendo ““María libre””

Finalmente, la final

Finalmente, la final
Andreu Llabina, historiador

El fútbol es lo más importante entre las cosas menos importantes

Jorge Valdano

Durante las primeras décadas del siglo XIX, la hegemonía francesa acuñó el concepto de América Latina; un continente entero dónde apenas tenían influencia lingüística más allá de la parte francófona de Canadá, Haití, Guadalupe, Martinica y distintos departamentos franceses de ultramar. América Latina englobaba todos los países que usaban lenguas provenientes del latín, sin importar si era castellano, portugués o el minoritario francés.

En ese período se vivieron grandes y trascendentes batallas para lograr la liberación de los imperios europeos en el continente americano. Bolívar, San Martín, Sucre, Miranda, Louverture, Martí, Silva Xavier, entre muchos otros, dedicaron sus vidas a luchar por la libertad de sus pueblos contra los imperios europeos. A finales del siglo XIX, el imperio francés entró en declive mientras el imperio británico tomaba fuerza, en ese punto el fútbol llegó a América. Un deporte inventado y reglado por ingleses que se extendería por todo el mundo. Seguir leyendo “Finalmente, la final”

La Barcelona que espera

La Barcelona que espera
Iñaki Pardo Torregrosa, periodista

Dos mundos. Uno que se acaba y otro que ya está aquí; y que es efímero. También finito. Es Barcelona por la mañana.

Como cada noche ella duerme en el cajero. Para algunos, que no cierren es la verdadera obra social de las entidades. Despierta aún en la oscuridad y se calza lentamente unas sandalias antes de buscar un cigarro. Alguien ya le ha dejado un café con leche y una pasta de una panadería cercana. La vida no lo hace, pero su ángel de la guarda anónimo sigue cuidándola. Y es probable que ella lo espere al acostarse. Los pobres están en todas partes -y necesitan esperar, esperanza-, en todos los mundos, en los dos. Sólo es cuestión de fijarse, de asomarse a la ventana o de levantar la cabeza de la pantalla. Seguir leyendo “La Barcelona que espera”

Los libros que nunca podrás escribir

Los libros que nunca podrás escribir
Mariola Cubells, periodista

“¡Qué diferente podría haber sido todo, qué minúsculas las causas y qué devastadoras las consecuencias!”. La frase pertenece al libro Tiene que ser aquí, de Maggie O’Farell, que es una de esas lecturas que nunca te cansarías de recomendar. Una historia de amor hermosa, perfectamente contada, repleta de personajes conmovedores. Hace ya varias años descubrí el motivo por el que yo nunca escribiría ficción: determinada literatura, alta, grande, majestuosa, esos autores perfectos que han narrado historias igual de perfectas. Una literatura que me llevaba a esta reflexión: ¿soy capaz de escribir así de bien, de contar algo tan bien, de dedicarle mi tiempo, mi esfuerzo, mi energía a un párrafo? Desde entonces, si alguien a quien le gusta mi estilo de escritura me pregunta por qué no me lanzo a la ficción (y voy más allá del reportaje, de la crónica, de la columna) yo siempre tengo a mano un libro en mi cabeza para darle la respuesta. Y ahí están, Canadá o Cuando ella era buena, ambas de Philip Roth, por citar un ejemplo al azar. Ahí están los libros que devoro, los que no puedo dejar de subrayar, las lecturas que me han conducido hasta aquí. Los libros a los que les debo frases, reflexiones… Los libros de los que una no quiera salir. Sí una ha leído novelas bien escritas, historias de amor, o de guerra o de miserias humanas, si una ha leído desde que tenía uso de razón, y aprecia la buena literatura, las frases que encierran mundos enteros y te encogen el corazón, una no puede ponerse a contar una historia de ficción. Cuando lees párrafos sublimes, desoladores, cuando descubres que lo que está contando ese escritor es exactamente lo que necesitabas leer, tienes que bajar las armas y dedicarte a lo que sabes que puedes hacer bien. Cuando estás sumida en una turbulenta historia de amor, o desamor y de pronto una novela te da un latigazo que sabes que nunca podrías emular, tienes que tumbarte y seguir leyendo. No puedes cargar al mundo con narraciones menores, no puedes seguir abarrotando las librerías de novelitas banales, de historias pretenciosas… Seguir leyendo “Los libros que nunca podrás escribir”

Las comillas no son suficientes

Las comillas no son suficientes
Soledad Gomis, periodista

La llamada caravana de migrantes que huyen de sus países dominados por las maras está poniendo sobre la mesa diversos y graves asuntos. El presidente Trump, que les espera en la frontera con miles de soldados, proclamó su propósito de eliminar el ius soli, el derecho a la ciudadanía por nacimiento. Añadió que los Estados Unidos  son el único país del mundo en que “una persona viene y tiene un bebé, y ese bebé es esencialmente ciudadano de los Estados Unidos durante 85 años, con  todos los beneficios. Es ridículo”. Error o mentira,  el derecho a la ciudadanía para los que nacen allí existe en más de cuarenta países.

Muchos medios titularon la afirmación entre comillas. Sin más. Se abrió un debate sobre si esto es correcto o no debe dejarse pasar un error de ese calado. Por eso, algunos medios recogieron la cita de Trump y precisaron, punto y seguido, que el derecho a la nacionalidad por nacimiento rige en países como Canadá, México, Brasil o Argentina.  Seguir leyendo “Las comillas no son suficientes”

Ética para cerdos

Ética para cerdos
Martín Sacristán, periodista y escritor

Durante siglos, en la parte baja de las casas europeas, se alimentaron cerdos para de forma regular matarlos y comérselos. Convivíamos con su olor, suciedad e insectos en el piso inferior de la casa. Después de verlos nacer, crecer y reproducirse acudíamos a una orgía de muerte, sangre y vísceras disfrutada en familia. Tanto se aprovechaba todo, que los niños inflaban la vejiga urinaria haciendo el equivalente de un globo actual. A diferencia de ellos, hoy a niños y mayores nos asquearía la visión directa de una matanza. En el mostrador de la carne todo es absolutamente pulcro y los cerdos, visiones de fotografía o dibujos en el envase para distinguir de qué animal es cada pieza. Pero nosotros, los modernos, seguimos alimentando cerdos.

Los puercos ya no están en la parte baja de nuestros hogares, y ni siquiera son animales físicos. Pero satisfacen la mayor parte de nuestras necesidades, y de ellos aprovechamos todo. Los alimentamos mediante actos de compra, y ellos nos devuelven productos y servicios que necesitamos. El cerdo se llama retail en el lenguaje técnico, y distribuidor en el común, una de sus granjas se ha trasladado a internet, y poco a poco alimenta a una cantidad inmensa de la población mundial. Tan inmensa, que pronto la mayor parte de compradores online verán tan normal valerse de él para sus compras como nuestros antepasados veían tener un cerdo en casa para su alimento. La diferencia es que ellos no amaban lo que iban a comerse, y a nosotros está educándosenos para que así sea. Seguir leyendo “Ética para cerdos”

Amor romántico

Amor romántico
Carlos Eymar, filósofo, profesor del Instituto Universitario Gutiérrez Mellado (UNED)

“El péndulo del amor oscila entre siempre y nunca”, escribía Celan, pero, viendo el mundo en torno, uno tiene la impresión de que el “siempre” ha sido abolido del horizonte amoroso. Al hacerlo, la misma idea de amor, convertido en un contrato plagado de cláusulas de reserva, corre grave riesgo de desaparición.

Quien, inspirado por el espíritu del romanticismo, aspira a vincular su amor, con la eternidad, más allá de la muerte, sabe que, tarde o temprano, el sufrimiento hará su aparición. La entrega total y perpetua del corazón a otra persona, conduce inevitablemente a un camino de espinas. “Quien no sabe de penas no sabe de amores”, decía la coplilla que emocionó a Juan de la Cruz. Ahora, por el contrario, nadie quiere saber de penas y, por eso, a fin de prevenirlas, se asume el carácter efímero del amor, que conduce a un grave des-compromiso emocional. Seguir leyendo “Amor romántico”

El mejor libro sobre el “procés”

El mejor libro sobre el “procés”
Jaume Boix, director de El Ciervo

Se acaba de publicar un magnífico libro, justo merecedor y con mucha razón premiado con el Ciutat de Barcelona de literatura en castellano. Su título es Contra Catalunya (Ariel) y su autor el periodista Arcadi Espada. Quizá conviene aclarar que el premio no se lo ha dado el actual ayuntamiento. El libro, que ahora se reedita, lo ganó en 1998 y hay una foto por esas nubes del cielo que muestra a un sonriente alcalde Joan Clos y a un efusivo jefe de la oposición Miquel Roca Junyent felicitando al autor en el momento de entregarle el galardón en el Salón de Ciento el día de santa Eulàlia de aquel año. Dos señores civilizados, liberales y demócratas cumplieron cortésmente su función a diferencia de una señora nacionalista, separatista y concejala de un partido llamado PI que, afectada de un berrinche, trató inútilmente de censurar al jurado, que se revocara su fallo y no se diera el premio a su justo ganador. Seguir leyendo “El mejor libro sobre el “procés””