Zumbidos de verano

Zumbidos de verano
Martín Sacristán, periodista y escritor

Mosca pequeña / tu juego de verano / mi mano inconsciente / borró de la existencia. / De este modo comienza William Blake su poema La mosca, una sencilla pero profunda reflexión sobre el sentido de la existencia. Y prueba literaria de que hasta las cosas más banales pueden despertar en nosotros pensamientos profundos.

Como Blake, pero traducido a nuestro tiempo, tuvimos al principio del verano el zumbido de las moscas molestándonos desde internet. Organizaciones, figuras de prestigio y ciudadanos anónimos elevaban sus protestas contra la nueva directiva de la Unión Europea destinada a regular los derechos de propiedad intelectual, también en internet. Debido a ella no existirían más los memes, y la Wikipedia tendría que cerrar, advertían. Los eurodiputados contestaron mal y tarde, explicando a toda prisa que no se trataba de censurar la difusión de ideas intelectuales, sino de pagar a sus autores por la creación de las mismas. Y añadiendo a continuación, para alarma de todos, que habían excluido de esa regulación a la Wikipedia. Si habían hecho esa exclusión explícita, ¿significaba que difusiones de conocimiento similares a la enciclopedia online sí podían ser limitados? Con una respuesta afirmativa, el miedo parecía justificado. Tanto es así, que las wikipedias española e italiana cerraron sus páginas como medio de alertar al mayor número de usuarios posibles. Seguir leyendo “Zumbidos de verano”

Aprender poco

Aprender poco
Soledad Gomis, periodista
Hoy no puedo escribir de otra cosa: 17A, la fecha más  trágica de la Barcelona de este siglo. De hace un año quedó, si tratamos de centrarnos en lo constructivo,  la ayuda de tantas personas anónimas y una imagen: el padre del pequeño Xavi, que murió con tres años,  abrazado al imán de Rubí, su ciudad .  “Necesitaba abrazar a un musulmán”, dijo entonces. La hija de otra víctima,  Ian Moore Wilson, canadiense, tuvo la generosidad de mandar una carta a los periódicos agradeciendo la ayuda recibida: de transeúntes,  de quienes fueron a visitar a su madre herida en el hospital,  de la funeraria,  y un largo etcétera. Ella, Fiona, ha vuelto unos días antes del aniversario: “quienes perpetraron este atentado,  han fracasado.  Ellos querían dar un mensaje de odio y destrucción y nosotros estamos aquí otra vez. “

Seguir leyendo “Aprender poco”

Lecciones de futuro

Lecciones de futuro
Mariola Cubells, periodista

Hay libros que llegan a una como agua de mayo. Para una fatalista histórica como yo, que hace suya la frase de Dante, Abandonad toda esperanza, leer la obra de Rebecca Solnit, una escritora, periodista, activista, una de las 25 visionarias que están cambiando el mundo, es un bálsamo y una espoleta al mismo tiempo. En Esperanza en la oscuridad Solnit me recuerda lo que siempre me dice mi marido, que es también a su modo un visionario: los cambios casi nunca son sencillos, las victorias nunca son totales, la vida no suele ser lineal, los triunfos sociales, que suponen un avance, pueden tardar siglos y generalmente no los disfrutan quienes los disputaron. Seguir leyendo “Lecciones de futuro”

Autoayuda

Autoayuda
Carlos Eymar, filósofo, profesor del Instituto Universitario Gutiérrez Mellado (UNED)
Desde los años ochenta en que comenzaron a surgir algunos títulos, los libros de autoayuda han experimentado un crecimiento exponencial hasta convertirse en un género autónomo, y alcanzar el rango de una religión. Con una frecuencia cada vez mayor, suelo encontrarme con amigos o familiares,  agnósticos,  que realizan ejercicios de yoga o practican técnicas de relajación, que hacen ejercicio con el único fin de liberar endorfinas o que se han puesto en las manos de un coacher personal. Cuando escribo estas letras, el diario El País está a punto de realizar la última entrega de una, así llamada, “biblioteca de bienestar y crecimiento personal”. El que un diario que aspira a marcar tendencia entre el público ilustrado, se entregue a difundir las bondades de la autoayuda, es síntoma de la pujanza de esta forma de pensar o de sentir. Se nos promete que con la lectura de los doce libros que integran la colección, encontraremos “la sabiduría y la felicidad en nuestras vidas”. Siguiendo los consejos e inspiraciones que en estos libros se nos dan, se nos asegura que llegaremos a “la mejor versión de nosotros mismos”, a “manejar con éxito el universo de las emociones”,  a ser “alegres, generosos y optimistas”, a hacer perdurable el amor a nuestra pareja o mejorar la calidad de nuestra salud y rendimiento personal, incluso en circunstancias tenidas como irreversibles.

Seguir leyendo “Autoayuda”

Cosas serias

Cosas serias
Carles Padró, periodista

Ahora que estamos en pleno período vacacional, hablemos de cosas serias. Es decir, de fútbol y del Mundial que acaba de finalizar. Porque, al parecer, todo el mundo se ha puesto de acuerdo en que ha sido un éxito rotundo de organización. Nadie ha tenido problemas (excepto las cuatro activistas de Pussy Riot que saltaron al césped durante la final), la seguridad ha parecido estar garantizada en todo momento y Rusia ha proyectado al mundo una imagen de país serio y fiable. Un país serio, fiable y moderno, no un viejo lobo expansionista que envenena a sus enemigos por las calles de Londres como piensan algunos. Seguir leyendo “Cosas serias”

No disparen al publicista

No disparen al publicista
Martín Sacristán, periodista y escritor

Si hay una escena común al cine de mafiosos es el malo entrando con la automática en el garito y dándole al gatillo. De todas sus balas perdidas las más certeras solían abatir al pianista, obligado a tocar en un estrado elevado y por tanto blanco fácil. Iba a ser el único momento de la noche en que envidiaría a esos ágiles y cobardes clientes, que pueden tirarse bajo las mesas para salvar la vida. Pero en fin, no había estado mal ser la estrella, alma del local, un poco reconocida y regularmente pagada.

Ahora imaginen que los clientes, una vez el criminal se marcha, se ponen en pie para linchar al pianista. La culpa de que estén allí es suya, dicen, por la magia de su interpretación, por su capacidad para abarcar un repertorio de moda. Porque aparece con su figura y su piano en todos los carteles. Y ellos no son más que víctimas que se dejaron seducir por ese deseo de ir al local del que todos hablan. Le echan en cara también las noches en que bailaron, sedujeron, y disfrutaron de los magníficos cócteles servidos allí. Ha puesto a todos en peligro y hay que acabar con él. Seguir leyendo “No disparen al publicista”

Corrupción y autocrítica

Corrupción y autocrítica
Eugenia de Andrés, periodista

Rodeados como estamos de corrupción y de sentencias judiciales que ratifican las malas prácticas de muchas formaciones políticas, hay que convenir en que el cambio de gobierno, a raíz de la moción de censura de Pedro Sánchez, ha pillado por sorpresa a propios y extraños. La sentencia del caso Gürtel ha sido el detonante, la gota que colmó el vaso. El cambio de gobierno ha traído consigo una bocanada de aire fresco, aun teniendo en cuenta que ninguno de los partidos del arco parlamentario –con la excepción de aquellos que no han gobernado-  está libre de corrupción, actuaciones ilícitas, apropiaciones indebidas, fraude fiscal, desvío de capitales y mala gestión del dinero público. Lo peor es que nos hemos acostumbrado a ello. Seguir leyendo “Corrupción y autocrítica”

Habitar el espacio intermedio

Habitar el espacio intermedio
Oscar Mateos, profesor de la Facultad de Comunicación y Relaciones
Internacionales Blanquerna-URL, miembro del Centro de estudios
Cristianismo y Justicia

Dice el manual de resolución de conflictos que, en contextos de polarización, una de las claves para una adecuada transformación del conflicto, es habitar los espacios intermedios (middle ground). Es en esos espacios donde los matices quieren contrarrestar una realidad que se construye en blanco y negro. Y es ese espacio el que los actores o individuos más polarizados tienden también a convertir en la diana de sus discursos exacerbados.

Habitar el espacio intermedio requiere de coraje, de paciencia y de mucha creatividad. Construir discursos matizados y también iniciativas que potencien cualquier ejercicio empático entre las partes son, por lo tanto, acciones fundamentales para reconstruir los daños causados por un escenario polarizado. Seguir leyendo “Habitar el espacio intermedio”

Estigmas sobre alzheimer y otros conceptos monolíticos

Estigmas sobre alzheimer y otros conceptos monolíticos
Jordi Delás, médico

En el número de 22 marzo de 2018, de la muy prestigiosa revista New England Journal Medicine, se publicó por parte de la Dra. Gayatri Devi un sugestivo artículo que explicaba la  historia de una doctora estadounidense de 76 años con pérdida de memoria. Acudió a un centro especializado, donde se le diagnosticó Enfermedad de Alzheimer y se le indicó cesar inmediatamente en su trabajo.

La doctora se sintió muy preocupada al tener que dejar a sus pacientes de manera súbita, por lo que solicitó una segunda opinión al Comité de Salud Médica del estado de Nueva York. Se confirmó el diagnóstico, pero tras tests psicológicos se le recomendó que continuara con su práctica médica, bajo tratamiento y la supervisión de sus historiales por otro médico. La  doctora se jubiló a los 80 años como tenía planeado y las pruebas anuales manifestaron leves disminuciones intelectuales. Seguir leyendo “Estigmas sobre alzheimer y otros conceptos monolíticos”

Del miedo al pim pam pum

Del miedo al pim pam pum
Soledad Gomis, periodista

Las mujeres tenemos miedo. Miedo de los hombres. De que puedan acecharnos en cualquier momento y lugar. Por eso, las deportistas buscan espacios con gente para ir a correr. De noche, caminamos alejadas de los portales, para que nadie nos empuje dentro de uno. O vamos en dirección contraria a los coches, para que no puedan hacernos subir a la fuerza. Sacamos la llave 100 metros antes, para no entretenernos en la puerta de nuestro edifico. O llevamos el móvil en la mano, para no parecer tan aisladas. En los taxis, algunas veces vamos tensas, según el conductor y la ruta que elija. Si en la portería se entretiene alguien, bajamos en otro piso, para que no quede claro dónde vamos. Muchas no se atreven a andar por el monte solas. Ahora suele ser automático, pero, en el coche, nos aseguramos de que quede cerrado a la que tomamos asiento.  Hablando de coches, a ninguna le gusta estar en un parking sin vigilancia en horas de poco trajín. Y siempre, siempre, nos ponemos en guardia si oímos pasos detrás nuestro. Seguir leyendo “Del miedo al pim pam pum”