Conteniendo la respiración

Conteniendo la respiración
Soledad Gomis, periodista

Tenía mi artículo para este Blog hilvanado desde hace tiempo. Es de un tema que me interesa y del que tengo recuerdos personales. Quería hablar de Libia, el país que dejó de existir. Pero, en estos momentos, me veo incapaz de estructurarlo. No sé a quién va a interesar si ni siquiera me interesa a mí. Estos días, quiero decir. Habrán visto o, tal vez peor, vivido, lo que está ocurriendo en Barcelona desde hace una semana.

El lunes, 14, empezó con aparente sosiego. Se había convocado a la ciudadanía a que saliera a la calle, se hiciera visible y también audible, haciendo sonar bocinas, silbatos o con caceroladas, en cuanto saliera La Sentencia. Pero la sentencia salió y me enteré en una estación, ojeando diarios digitales. Nadie hizo nada. En el trabajo, nadie quiere repetir las enormes tensiones de 2017. Tácitamente, apenas se cita el tema si el corrillo es heterogéneo. Hablamos del tiempo, de zapatos… La tarde del lunes es la de la ocupación del aeropuerto por unas ocho mil personas. Una infraestructura crítica, pero el hecho queda en nada en relación al martes. Entonces, la convocatoria frente a la Delegación del Gobierno deriva en graves incidentes con barricadas de fuego. El miércoles el nivel de tensión aumenta. Los grupos –siempre con el móvil en la mano- siembran de destrucción la Gran Vía y alrededores. Afortunadamente, Mossos y Policía trabajan juntos. El señor Torra, al que pusieron de President de la Generalitat, prefiere ir a una de las marchas independentistas hacia Barcelona y no pide que pare la violencia, a su manera, hasta pasada la medianoche. Los que tenemos la suerte de vivir Diagonal arriba, alejados del Ensanche, seguimos con la vida casi normal. Seguir leyendo “Conteniendo la respiración”

Puristas, víctimas… y periodistas: Retrato político de España

Puristas, víctimas… y periodistas: Retrato político de España
Iñaki Pardo Torregrosa, periodista

España se adentra en una nueva campaña electoral cuando no hace ni dos semanas que ha salido de otra. El calendario –quizá los políticos– a veces es caprichoso. Más allá de los resultados que arrojaron las elecciones generales, estas semanas intensas y repletas de actos reflejan tendencias y movimientos de fondo en la política. Esbozan una estampa del momento actual muy clara y reveladora. Y a la vez deforme. A veces se parece al fútbol, o lo que es peor, a sus aficionados ultra y el debate se vuelve una cuestión pasional y carente de razón. Nos movemos en esas coordenadas y quien intente sortearlas puede salir malparado por una bala perdida, fuego cruzado o un golpe a destiempo.

Hipérboles y medias verdades

El simplismo y la hipérbole, la teatralidad exacerbada sin que llegue a haber contacto entre los jugadores/candidatos sobre el césped y las medias verdades y realidades manipuladas abundan en la retórica de los líderes políticos. En algunos casos han sido los primeros en abonarse a las fake news y lo que es más grave, generarlas. Sucede en un momento que algunos definen como “constituyente”, que puede marcar el rumbo de la política española en los próximos diez años. Los comicios europeos también se analizan con ese espíritu desde el europeísmo convencido ante la amenaza de la internacional ultra que auspicia Steve Bannon con Matteo Salvini a la cabeza y el euroescepticismo creciente. Seguir leyendo “Puristas, víctimas… y periodistas: Retrato político de España”

Ellos cobran

Ellos cobran
Jaume Boix, director de El Ciervo

Cuando el manto níveo del llamado procés que durante un largo invierno de cinco años ha cubierto la superficie del país se está derritiendo aparecen sin remedio las miserias que ha tapado. Blanco por fuera, como los bíblicos sepulcros. En Catalunya, hospitales completamente desbordados por una epidemia de gripe que cada año se produce y cuya virulencia actual estaba avisada tienen a debilísimos nonagenarios doce horas o más tumbados en un pasillo entre toses, virus, bacterias, prisas, nervios y unas condiciones completamente deplorables, denunciables y, tal vez, perseguibles judicialmente. Y los responsables, huidos porque han sido incapaces de afrontar la realidad y arrostrar las consecuencias de su pésima gestión y su increíble frivolidad. Seguir leyendo “Ellos cobran”

Fuera de sí

Fuera de sí
Juan Claudio de Ramón, escritor

En algún lugar dice Ortega y Gasset que una sociedad está en forma cuando está “fuera de sí”, es decir, cuando se entrega a una tarea que la descentra y saca de su ensimismamiento. Si miramos la historia reciente daremos la razón al filósofo. En el año cenital de 1992, por ejemplo, España estaba fuera de sí. Nuestro país venía de involucrarse en el proceso de paz de Oriente Medio organizando la importante Conferencia de Madrid. Hizo aportaciones sustanciales al Tratado de Maastricht –la idea de ciudadanía europea, los fondos de cohesión– que se firmaría en febrero de aquel año. Deslumbraría al mundo con la refundación del olimpismo moderno en Barcelona. Y acogería en Sevilla una feria para exhibir todos las gracias y dones de la humanidad. España estaba en forma porque se dedicaba a algo que no era ella misma. Seguir leyendo “Fuera de sí”

Nunca la violencia

Nunca la violencia
Jordi Delás, médico

Cuidar e intentar curar a las personas es una maravillosa ocupación, a menudo dura, exigente y absorbente, que hace pasar los días y años rápidamente. Pero también ofrece un impagable hábito de preguntar qué le pasa y de intentar ponerse en lugar del atendido porque, de otra forma, no hay una buena actuación profesional.

Esta magnífica proximidad y el anhelado deseo de mantener la integridad del paciente nos lleva a poner grandes recursos técnicos y humanos al servicio de esa persona. Es nuestro objeto de estudio, de atención y dedicación. Acompañamos en el infortunio y es el combate contra la fatalidad y el desconocimiento de tantos procesos cuyo origen y desencadenamiento ignoramos. Seguir leyendo “Nunca la violencia”

El peligro de la historia única

El peligro de la historia única
Oscar Mateos, profesor de la Facultad de Comunicación y Relaciones
Internacionales Blanquerna-URL, miembro del Centro de estudios
Cristianismo y Justicia

En pocos días la escritora nigeriana Chimamanda Adichie visitará Barcelona. Todo un acontecimiento. Chimamanda ha conseguido en pocos años convertirse en un referente casi universal de la literatura africana. Sus obras, destacando “Medio sol amarillo”, están llenas de historia y de reivindicación, y escritas de una forma tan armoniosa que el lector acaba deslizándose por cada una de sus páginas, convirtiendo la lectura en un auténtico placer. Seguir leyendo “El peligro de la historia única”