Cuando el tirano se ofrece a salvarnos

Cuando el tirano se ofrece a salvarnos
Martín Sacristán, periodista y escritor

Las pasadas navidades, en una decisión que sorprendió a todos por lo imprevista, el consejo de accionistas de Facebook expulsó a su fundador, Mark Zuckerberg. Además de despedirlo, bloquearon su cuenta. Lo que no impidió al magnate hacer un llamamiento a los usuarios de su aplicación en internet para asistir a una masiva protesta en su apoyo. La elección del lugar no pudo ser más simbólica: el Monumento a Lincoln, en Washington. En el mismo escenario de las protestas contra la Guerra de Vietnam y de las manifestaciones pro Derechos Civiles, Zuckerberg dirigió a miles de seguidores un discurso que copiaba, casi palabra por palabra, aquel “tengo un sueño” de Martin Luther King.

“Amigos míos, pese a las dificultades que atravesamos, yo aún tengo un sueño. Un sueño profundamente arraigado en las ideas de nuestra nación, América. Un país que se levantará para afirmar que estas verdades son evidentes: que los usuarios de internet fuimos creados libres e iguales. Y sueño que un día, en todos los dispositivos fijos y móviles, los dueños de las más grandes corporaciones de la red como yo, y como ustedes usuarios anónimos, compartiremos nuestras ideas en un gran espacio común. Entonces el mundo se convertirá en un oasis de oportunidades donde los más necesitados, gracias a la información libre, gratuita y universalmente distribuida,  saldrán de la carestía y la pobreza.” Seguir leyendo “Cuando el tirano se ofrece a salvarnos”

Índices mutantes

Índices mutantes
Carles Padró, periodista

Resulta que a Emmanuel Macron se le derrite la cuota de popularidad al calor del verano. Su apoyo es sensiblemente menor que el de Sarkozy y Hollande a los cuatro meses de entrar al Elíseo y encima su idilio con los medios de comunicación empieza a menguar. ¿La culpa? Según el presidente francés, de la “mala comunicación” y la “falta de pedagogía” sobre sus reformas. No ha sido muy original a la hora de buscar las razones, que digamos. Ya es tendencia que cuando un líder moderno pierde simpatías lo achaque a que no se expone de manera adecuada su acción de gobierno. Es una especie de no es que lo haga mal, sino que la gente no sabe que lo hago bien porque no se lo explicamos como deberíamos. Cambiemos al director de comunicación, a ver si así remontamos. Seguir leyendo “Índices mutantes”