Socializar los abrazos

Socializar los abrazos
Jordi Delás, médico

Es muy difícil regalarle algo a un niño por pequeño que sea. Tiene todo lo necesario e innecesariamente imaginable. A menudo el éxito está en el genitivo y la ocurrencia es celebrada como un afortunado descubrimiento. Regalémosle un ordenador de bebé.

Los niños de la abundancia tienen de todo. Desde brazos que los alzan, comparten, rotan hasta semiólogos que dictaminan si un mismo lloro responde a calor, hambre o gases en el aparato digestivo. Cuentan incluso con antepasados antisistema que piden que les dejen tranquilos.

Un psiquiatra infantil, que observaba a diario la evolución de un bebé ajeno, nos contaba cuán trascendentes son los seis primeros meses en la formación de la personalidad.  Seguir leyendo “Socializar los abrazos”