El autor se confiesa: Munir Hachemi

El autor se confiesa: Munir Hachemi

Antes de acabar el año, Munir Hachemi publicó Cosas vivas en la editorial Periférica. En la novela, que sigue el viaje de cuatro amigos que viajan el sur de Francia para trabajar como temporeros en granjas animales, se abordan cuestiones como la del trabajo, la precarización, el racismo, el ecologismo, la explotación del mundo agrario, entre otros temas. El autor se confiesa en el blog de El Ciervo y nos cuenta las distancias y similitudes entre la novela y el viaje real que realizó a la campiña francesa.

Cosas vivas
por Munir Hachemi

En algún momento se instauró la certeza de que la condición problemática de la autoficción consistía en afirmar su radical separación de eso que llamamos «vida». Si al autor de autoficción se le pregunta si esto o aquello «pasó en realidad» debe responder que no o que «nada pasa en realidad». Sin embargo, ¿cuál es la problematicidad de esa respuesta? El interés de la autoficción reside precisamente en el efecto de verdad que da la narración de la propia vida; debemos confiar más en quien pregunta y entender que cuando nos pregunta si algo pasó en realidad lo que quiere decir es que si algo de lo que se narra en el libro pasó tanto como ha pasado el desayuno de hoy o la muerte de nuestro padre. Si es susceptible de producir el mismo efecto de verdad. Y en el mundo de los mass media, en el que la figura de autor es inseparable de la recepción del libro, esa pregunta es crucial. Seguir leyendo “El autor se confiesa: Munir Hachemi”

Los libros que nunca podrás escribir

Los libros que nunca podrás escribir
Mariola Cubells, periodista

“¡Qué diferente podría haber sido todo, qué minúsculas las causas y qué devastadoras las consecuencias!”. La frase pertenece al libro Tiene que ser aquí, de Maggie O’Farell, que es una de esas lecturas que nunca te cansarías de recomendar. Una historia de amor hermosa, perfectamente contada, repleta de personajes conmovedores. Hace ya varias años descubrí el motivo por el que yo nunca escribiría ficción: determinada literatura, alta, grande, majestuosa, esos autores perfectos que han narrado historias igual de perfectas. Una literatura que me llevaba a esta reflexión: ¿soy capaz de escribir así de bien, de contar algo tan bien, de dedicarle mi tiempo, mi esfuerzo, mi energía a un párrafo? Desde entonces, si alguien a quien le gusta mi estilo de escritura me pregunta por qué no me lanzo a la ficción (y voy más allá del reportaje, de la crónica, de la columna) yo siempre tengo a mano un libro en mi cabeza para darle la respuesta. Y ahí están, Canadá o Cuando ella era buena, ambas de Philip Roth, por citar un ejemplo al azar. Ahí están los libros que devoro, los que no puedo dejar de subrayar, las lecturas que me han conducido hasta aquí. Los libros a los que les debo frases, reflexiones… Los libros de los que una no quiera salir. Sí una ha leído novelas bien escritas, historias de amor, o de guerra o de miserias humanas, si una ha leído desde que tenía uso de razón, y aprecia la buena literatura, las frases que encierran mundos enteros y te encogen el corazón, una no puede ponerse a contar una historia de ficción. Cuando lees párrafos sublimes, desoladores, cuando descubres que lo que está contando ese escritor es exactamente lo que necesitabas leer, tienes que bajar las armas y dedicarte a lo que sabes que puedes hacer bien. Cuando estás sumida en una turbulenta historia de amor, o desamor y de pronto una novela te da un latigazo que sabes que nunca podrías emular, tienes que tumbarte y seguir leyendo. No puedes cargar al mundo con narraciones menores, no puedes seguir abarrotando las librerías de novelitas banales, de historias pretenciosas… Seguir leyendo “Los libros que nunca podrás escribir”

El autor se confiesa: Miguel Ángel Hernández

El autor se confiesa: Miguel Ángel Hernández

Miguel Ángel Hernández ha publicado recientemente El dolor de los demás (Anagrama, 2018). Con motivo de este libro, el autor se confiesa en el blog de El Ciervo y nos cuenta el proceso de esta novela conmovedora, que a su vez indaga en su propia escritura. Volver a los recuerdos del pasado siempre tiene sus consecuencias y nadie sale indemne de ello.

El dolor de los demás
por Miguel Ángel Hernández

El dolor de los demás es una novela que reflexiona sobre su propia creación, de modo que mucho de lo que puedo decir acerca de su proceso de construcción está ya contado en sus páginas. Inicié la escritura en serio en julio de 2016, justo después de regresar de un curso académico en Estados Unidos. Ése fue el momento en que me senté frente al ordenador y me encerré en mi despacho durante varios, hasta terminar una primera versión muy preliminar en abril de 2017. Sin embargo, el libro comenzó a gestarse dos años y medio antes, mientras seguía enfrascado en mi segunda novela, El instante de peligro. En octubre de 2014, tras una conversación con Sergio del Molino, empecé a pensar seriamente en la posibilidad de escribir acerca de una historia que hacia casi veinte años que había estado posponiendo –el crimen que mi mejor amigo cometió una nochebuena–. Sentí que había llegado el momento. En primer lugar, porque, como sujeto, ya tenía la distancia suficiente para plantar cara a un trauma que no había sabido cómo afrontar en su momento. Y, luego, como escritor, porque sentía que, con la experiencia de mis libros anteriores había adquirido unas armas narrativas que me permitían afrontar ese proyecto. Ambas cosas fueron de la mano. Seguir leyendo “El autor se confiesa: Miguel Ángel Hernández”

El autor se confiesa: Karlos Linazasoro

El autor se confiesa: Karlos Linazasoro

El escritor guipuzcoano Karlos Linazasoro se confiesa en el blog de El Ciervo y nos cuenta el proceso de creación y escritura de su libro Versus (Jekyll&Jill, 2018). Naufragios, soledad, nostalgia y obsesiones personales, son algunas de las cuestiones que atraviesan este libro tan singular como maravilloso. 

Mi Versus del alma
por Karlos Linazasoro

Tenía en mente Exercices in style, de Queneau. Me parece maravilloso. Quería hacer algo parecido, escribir un cuento de 99 formas diferentes. Ese era el reto que me planteé. Algo completamente minimalista, algo en las antípodas de lo que hoy se escribe y triunfa, esas novelas gordas e infames donde todo se dice, todo se cuenta, todo es vacuo e inane.

El personaje del náufrago ha estado en mí desde siempre. Ha aparecido en muchos de mis libros anteriores. El ser humano ante la soledad más absoluta. Ese era Versus. Ahí dudé: Versus o simplemente Vs.. Por motivos más bien comerciales decidimos Versus. Luego me acordé de la típica isla de las viñetas, pequeñísima, con su palmera en el centro. Y ahí coloqué a mi náufrago: una isla de 10 metros de largo y 5 de ancho con una palmera en el centro. Eso era todo. Recuerdo que durante algunos días quedé paralizado por el pánico. Me gustaba el planteamiento, pero a su vez me parecía demasiado extremo. Difícil de cumplir. Creo que en algún capítulo del libro se habla expresamente sobre ello. Seguir leyendo “El autor se confiesa: Karlos Linazasoro”

En el verso, universo: Wisława Szymborska

En el verso, universo: Wisława Szymborska

La poeta polaca Wisława Szymborska (1923-2012) obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1996. Su poesía, de una aparente sencillez, está dotada de ironía y de original espíritu crítico. “Amor a primera vista”, uno de sus poemas más conocidos, pertenece a su libro Fin y principio, de 1993, y ha sido traducido por Abel A. Murcia. Seguir leyendo “En el verso, universo: Wisława Szymborska”

La tele en prosa

La tele en prosa
Mariola Cubells, periodista

Cuando estudiaba periodismo leía esta revista. La admiraba. Así que estoy aquí, contenta de estar. Por eso voy a contar una de esas historias personales que consiguen hacer de la anécdota, categoría. Porque quiero explicar por qué estoy aquí, o mejor, cómo quizá no habría llegado a ser lo que soy.

Un día en segundo de BUP, Amparo Martínez, mi profesora de literatura, la mejor que he tenido jamás, nos habló de Miguel Hernández. Estábamos con su poema Elegía. Seguir leyendo “La tele en prosa”

¿A la mierda?

¿A la mierda?
Xavier Vidal, periodista y librero

¿En qué momento empezaron a perder el sentido original las palabras? ¿Cómo es posible que un mismo vocablo pueda ser proclamado verdad absoluta por dos partes teóricamente enfrentadas? ¿Tal vez porque sean lo mismo? ¿Tal vez porque persiguen los mismos objetivos?

En los últimos tiempos mi entorno está sufriendo los efectos del denominado imperio de la posverdad. Es decir, el imperio de lo que siempre ha sido la posverdad: la mentira, la manipulación, la mezquindad y el uso torticero del significado de las palabras. Seguir leyendo “¿A la mierda?”

Esta es mi generación

Esta es mi generación
Xavier Vidal, periodista y librero

Permítanme en este, mi primer artículo en una revista para mí reverencial, que aborde un tema poco interesante pero que me suscita una curiosidad infinita. El tema en cuestión es la aparición de generaciones literarias que quedan automáticamente fijadas en el mapa mental de los lectores. Generación del 98 forjada a partir de la reacción a la pérdida de Cuba (tema), Generación del 27 a partir de los estudiantes residentes y sus amigos (lugar), la Escuela de Barcelona (ciudad) y tantas otras que aquí no cabrían. Seguir leyendo “Esta es mi generación”

Sus labores con humor

Sus labores con humor
Jaume Boix, director de El Ciervo

De profesión sus labores. Así definió Eduardo Mendoza su oficio y hasta su quehacer en la vida en el bonito discurso de aceptación del premio Cervantes. Este es, como saben, el más importante galardón de las letras hispanas, por lo que el premiado se declaró muy agradecido y contento, pero añadió que el honor de haberlo recibido no le hará cambiar: “Seguiré siendo el que siempre he sido, Eduardo Mendoza, de profesión sus labores”. Seguir leyendo “Sus labores con humor”

La vida en un fragmento

La vida en un fragmento
Eugenia de Andrés, periodista

Cuando era estudiante en la facultad de Filología, una profesora  –crítica literaria y ensayista de gran prestigio– dijo a los alumnos de su clase de literatura que aquellos que no conseguían leer El Quijote en su totalidad podían optar por la lectura de algunos capítulos determinados para tener una idea de la calidad de la obra de Cervantes. A continuación, señaló que los capítulos esenciales son los siguientes: 6, 9, 11, 21 a 23 y 49 (en la primera parte) y 3, 22 y 44 (en la segunda). Seguir leyendo “La vida en un fragmento”