El autor se confiesa: Paula Vázquez

El autor se confiesa: Paula Vázquez

Hace unos meses llegó a las librerías Las estrellas (editorial Tránsito) de Paula Vázquez, un relato autobiográfico acerca de la pérdida y el duelo, con la muerte de la madre como detonante de este relato. Sin perder este brillo propio de las estrellas, en esta obra excepcional de Paula Vázquez articula un diario de viaje en el que se abordan las relaciones maternofiliales, la reconciliación, el dolor, el paso del tiempo, la enfermedad, la aceptación de la ausencia de un ser querido. Ahora, la autora se confiesa para El Ciervo y nos cuenta cómo fue el proceso de creación y escritura de este excepcional libro.

Seguir leyendo “El autor se confiesa: Paula Vázquez”

El autor se confiesa: Andrea Abreu

El autor se confiesa: Andrea Abreu

Panza de burro (Editorial Barrett, 2020) de Andrea Abreu ya se ha convertido en eso que llaman fenómeno editorial llegando a la cuarta edición (y con la quinta ya en marcha) en poco más de dos meses. Con la edición a cargo de Sabina Urraca dentro de la colección “Editor por un libro” de la Editorial Barrett, este libro de Andrea Abreu no se deja atrapar por convenciones y reglas y toma la oralidad para aproximarla lo máximo a lo escrito. La autora de Panza de burro se confiesa en El Ciervo y, en una suerte de microrrelato, nos cuenta cómo escribió este libro. Seguir leyendo “El autor se confiesa: Andrea Abreu”

El autor se confiesa: Gonzalo Torné

El autor se confiesa: Gonzalo Torné

El corazón de la fiesta (Anagrama 2020) es la última novela de Gonzalo Torné, autor de otros libros como Los años felices (Anagrama, 2017), Divorcio en el aire (Literatura Random House, 2013) o Hilos de sangre (Literatura Random House, 2010). Gonzalo Torné se confiesa para El Ciervo y sus lectores y nos cuenta cómo fue el proceso de creación esta novela, que aborda cuestiones como el dinero y la corrupción, el nacionalismo y las diferencias de clase. Seguir leyendo “El autor se confiesa: Gonzalo Torné”

El autor se confiesa: Marta Sanz

El autor se confiesa: Marta Sanz

​Marta Sanz ha publicado recientemente ​pequeñas mujeres rojas (Anagrama 2020), el libro con el que cierra la trilogía del detective Arturo Zarco. En ella profundiza en la memoria, “memoria del cuerpo y cuerpo de la memoria”, a partir también, como nos cuenta en este texto, de una sensación de miedo con el auge de una ultraderecha española que siempre ha estado ahí. La autora se confiesa ante los lectores y lectoras de El Ciervo y nos cuenta cómo fue tomando cuerpo esta magistral novela. Seguir leyendo “El autor se confiesa: Marta Sanz”

Admirado Marsé

Admirado Marsé
Jordi Delás, médico

El 18 de julio de 2020 ha fallecido Juan Marsé. En el número 89 de El Ciervo, en noviembre de 1960 y en la sección “Los Narradores”, publicó el relato La Calle del Dragón Dormido que acompañaba de una breve presentación.

“Nací en  1933, en Barcelona. Estudios elementales. Desde los 13 años trabajo en un taller de joyería. Conseguí empleo en una revista cinematográfica sin dejar el taller. Hice entrevistas a la gente del cine y otras banalidades durante cierto tiempo y luego pasé a cuidarme de la crítica. Acabe dejándolo, por razones de tipo económico y moral. Al mismo tiempo, había empezado a publicar narraciones cortas en Ínsula. El año pasado se me concedió el Sésamo de cuentos. Va a aparecer estos días mi primera novela larga, Encerrados con un solo juguete, que quedó finalista del Premio Biblioteca Breve 1960, declarado desierto. Escribo con la pretensión de llegar a reflejar al hombre español de hoy con todos sus problemas. Creo que es urgente no mutilar ciertos aspectos de nuestra sociedad y de los personajes (ideas sociales, políticas, religiosas) que se respiran en la calle, pero que, por contra, no se hallan en la actual novelística española”. Seguir leyendo “Admirado Marsé”

Vida de provincias. «El año del descubrimiento», de Luis López Carrasco

Vida de provincias. «El año del descubrimiento», de Luis López Carrasco
Andrea Toribio, hispanista y escritora

Hace unas noches, pude disfrutar de El año del descubrimiento, de Luis López Carrasco. Pensé, inmediatamente, en la certeza del arquero; en Antonio Rebollo en aquella Barcelona del 92, volviéndose hacia Juan Antonio Epifanio, como diciéndole: «Ya la hemos hecho». Como los testimonios de uno mismo acostumbran a ser poco fiables, como dice en alguna parte Penelope Lively, opté por invitar al visionado a mi compañero más fiel: un cuaderno de tapas negras a rayas en el que se escribe bastante bien, con pulcritud. Pude entonces, relajarme y, como digo, deleitarme en el ejercicio. Porque lo justo es que a un espectáculo de la memoria le siga una escritura que transite un camino suave.

A lo largo de mi vida, quizá haya visto algo más de un centenar de películas que merezcan llamarse así, películas. Pero sí he leído infinidad de novelas, y eso fue lo que sentí a medida que las imágenes se iban sucediendo ante mis ojos: por fin había dado con la novela que tanto tiempo había estado buscando o que tanto había estado esperando. Si entendemos la búsqueda como un tipo particular de espera y si nos acogemos también a uno de los contraargumentos de venta más elegantes y, sin embargo, más discretos jamás escritos, esgrimido por el mismo E.M. Forster: «¿De qué sirven las artes si son intercambiables?»

Seguir leyendo “Vida de provincias. «El año del descubrimiento», de Luis López Carrasco”

Ellas pisaron la luna

Ellas pisaron la luna
Mariola Cubells, periodista

Regresaba  en el AVE de Madrid a mi casa, en Valencia, como casi todas las semanas. En esa hora y media larga suelo leer, repasar artículos, responder whasp, resolver entuertos… Estaba de verdad exhausta tras un día intenso de trabajo, en ese Madrid caótico y amable al tiempo, pero siempre agotador.

Llevaba en el bolso un libro corto, Ellas pisaron la luna se llama, de Belén Gopegui que tenía pendiente de lectura. Y el ordenador, que arrastraba conmigo para acabar una crónica sobre un escabroso asunto televisivo: la supuesta violación de una concursante de GH Revolution, en 2017. Seguir leyendo “Ellas pisaron la luna”

Carmen Martín Gaite: un hogar para la escritura

Carmen Martín Gaite: un hogar para la escritura
Andrea Toribio, hispanista y escritora

Trato de pensar, apartando este calor esponjoso de cuarto exterior en el centro de Madrid, en aquella frase con la que el escritor francés Alphonse Daudet nos habla de la pulsión literaria en su libro de 1869 Cartas desde mi molino (Lettres de mon moulin, si lo preferís). Creo recordar que dice —no sé si la reproduzco con exactitud, pero no importa— «Desde ella escribo, con la puerta abierta de par en par, y un sol espléndido». Esta cita carecería de interés si no fuese por su carácter móvil. Automáticamente cierro los ojos y me transporto al comienzo de Sostiene Pereira, de Antonio Tabucchi. Sí, escuchad cuando advierte el italiano, «Sostiene Pereira que le conoció un día de verano. Una magnífica jornada veraniega, soleada y airada, y Lisboa resplandecía». Y ya estamos allí, o bien en la parte baja de un molino, o en tierras portuguesas. Hago un alto y me pregunto: «¿Será siempre la misma luz?». Seguir leyendo “Carmen Martín Gaite: un hogar para la escritura”

El autor se confiesa: Irene Solà

El autor se confiesa: Irene Solà

Hace unos meses se hacía público el nombre de la ganadora de la cuarta edición del premio Llibres Anagrama, siendo Irene Solà la premiada por su novela Canto jo i la muntanya balla. Recientemente se ha publicado el título en catalán y castellano por esta misma editorial y, por ello, su autora se confiesa en el blog de El Ciervo para contarnos cómo fue el proceso creativo y de escritura. Ganadora del premio Documenta en 2017 con la novela Els dics, Irene Solà presenta una obra atravesada por la fantasía, la multiplicidad de voces y la mitología local sin perder la ironía y el sentido del humor.

Canto yo y la montaña baila
por Irene Solà

El proceso creativo de Canto yo y la montaña baila empezó como una investigación. Como una búsqueda y como un montón de lecturas y preguntas, paralelas al proceso de terminar mi primera novela Els dics (Los diques). Porque, aunque el proceso de pulimiento de un texto me parece vital, debo confesar –si lo que estamos haciendo es una confesión–, que el inicio de un proyecto, que la búsqueda, que las posibilidades infinitas, las primeras conexiones de ideas, la aparición fantasmagórica y temprana de los personajes, y la alegría infinita de tirar una piedrecita montaña abajo y ver que rueda y que rueda, me parece apasionante. Así que mientras trabajaba afinando una novela que ya estaba prácticamente terminada (al menos por lo que a la creatividad se refiere), empecé a investigar sobre temas que llamaban mi atención. Las primeras cosas sobre las que leí fueron mujeres de agua (personajes mitológicos del Pirineo catalán, aunque hay mujeres de agua en todas partes, con nombres distintos en cada sitio), procesos judiciales por brujería, rayos mortales y accidentes de caza. Entendí muy deprisa dos juegos estructurales a los que iba a jugar en este proyecto y vi con una claridad casi orgánica que iba a irme hacia el Pre-Pirineo Catalán. El primer juego iba a ser investigar con las voces, con las miradas, con las perspectivas y las subjetividades narrativas de todos aquellos que habitasen ese trozo de mundo (mujeres y hombres, pero también animales, nubes, setas, fantasmas, y personajes mitológicos y literarios). Elegí enseguida el espacio, el paisaje, el trocito de mundo: el Pre-Pirineo catalán, los valles entre Camprodon y Prats de Molló. Y esto me llevó al segundo juego: imaginar todas las historias, todas las anécdotas, todas las vidas y todos los acontecimientos que han pasado encima de un territorio como capas (casi geológicas) que lo cubren. Y querer contarlas todas. Y si bien todos los sitios están llenos y cubiertos de historias, en el Pre-Pirineo catalán cabían muchas de las que yo quería contar e investigar. Seguir leyendo “El autor se confiesa: Irene Solà”

El autor se confiesa: José Ignacio Carnero

El autor se confiesa: José Ignacio Carnero

La editorial Caballo de Troya no es una editorial al uso: cada año cambia la persona encargada de llevar las riendas de la editorial. Este año los editores invitados han sido Luna Miguel y Antonio J. Rodríguez, quienes se han preocupado por dar voz a escritores de su generación, nacidos en la década de los noventa y hacia finales de los años ochenta. José Ignacio Carnero, uno de los escritores de este año, se confiesa en el blog de El Ciervo con motivo de la publicación de su libro Ama en Caballo de Troya. Ama, además de ser “madre” en euskera y la tercera persona del presente del verbo amar, es un relato emocionante donde se cruzan el duelo, la precariedad, el amor y los cambios generacionales, entre otras cuestiones. José Ignacio Carnero nos habla de todo ello.

Ama
por José Ignacio Carnero

Siempre he sentido la necesidad de escribir. Creo que hasta que no lo escribo, aquello que me sucede no tiene lugar realmente. Es una lucha, en cierto modo, contra el paso del tiempo y quizá también contra la propia realidad. Este libro, Ama, en el que relato la vida y muerte de mi madre, nace precisamente de esta grafomanía y de la obligación que sentía de tratar de retener la memoria. Sentía que los recuerdos, las voces, los olores, se esfumarían con el paso de los días y que yo estaba forzado a retenerlos en forma de libro. En este sentido, concibo el libro como un contenedor al que arrojar la memoria, pero también el dolor. Si la novela trata de copiar la realidad, entonces la vida puede llegar a estar dentro de ella y, en consecuencia, lo bello y doloroso de la misma también. El libro pasa a ser así un espacio físico, casi una habitación, que ir creando a la medida de uno mismo para, de esta forma, poder acudir a él, a fin de recordar aquello que nos gusta, pero también para enrejar aquello que nos duele. Hay que tener memoria, pero también aprender a domesticar el dolor. Seguir leyendo “El autor se confiesa: José Ignacio Carnero”