Océanos de purpurina

Océanos de purpurina
Jaume Boix, director de El Ciervo

El martes, 11 de febrero, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, entregamos en la librería + Bernat de Barcelona el 44 premio El Ciervo Enrique Ferrán de artículos periodísticos sobre el tema El planeta en peligro. Fue un acto protagonizado por dos destacadas científicas, Anna Sánchez y Marta Bueno.

Marta es física, matemática, pedagoga e investigadora en neurociencias y vino desde Salamanca, donde vive y trabaja, para recoger el premio. Anna formó parte del jurado que lo otorgó y es oceanógrafa, investigadora especializada en plásticos y profesora de la facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Barcelona.

La profesora Anna Sánchez fue brillante, concisa y clara, mucho más clara que el agua de los mares donde hace prospecciones y elabora análisis. “Quiero que salgan ustedes de aquí conociendo cinco cosas que quizá no saben”, dijo a la concurrencia. Se refería a los efectos muy nocivos para los mares de cinco agentes de alta peligrosidad: el césped artificial, que se pulveriza con el uso en mínimas partículas plásticas que van a los desagües, de allí a los ríos y de estos al mar; las toallitas del baño que pese a la evidencia del mal que causan siguen fabricándose, vendiéndose y comprándose con el aviso de que pueden echarse por el váter; la ropa, la segunda industria más contaminante, después de la del petróleo; las bolsas de plástico –o de papel, que tampoco pueden sustituirlas porque fabricarlas es muy dañino– ; y la purpurina, el brilli brilli tan usado en las escuelas y todo tipo de saraos ahora que es tiempo de carnaval. La purpurina es un microplástico bañado en metales, peligrosos si se inhalan y que por vía fluvial llega a los mares, queda en suspensión en las primeras capas del agua y es ingerida por los peces que al ser pescados ingeriremos. Seguir leyendo “Océanos de purpurina”