El mañana fue ayer

El mañana fue ayer
Andreu Llabina, historiador

Fue hace unos veinte años cuando mi padre recién llegado de una conferencia en el extranjero me contó que en un futuro no muy lejano la tecnología habría avanzado tanto que llevaríamos dispositivos tan pequeños y tan potentes que podríamos ver la televisión, hacer llamadas y mandar documentos con aparatos parecidos a relojes de pulsera.

En ese momento, mi imaginación era incapaz de visualizar lo que hoy en día tengo en la mano. Tener cámara fotográfica, calculadora, cámara de vídeo, procesador de textos, teléfono, reproductor de música, mapas y televisor entre otros gadgets, además de caro era prácticamente inasumible tenerlo todo en una misma habitación. Seguir leyendo “El mañana fue ayer”