Los tiranos y el regreso del pensamiento mágico

Los tiranos y el regreso del pensamiento mágico
Martín Sacristán, periodista y escritor

Dijo Platón en su República, hace dos mil cuatrocientos años, que las democracias terminaban por colapsar en tiranías. En su pensamiento aristocrático, que hoy llamaríamos elitista, el filósofo atribuía el problema a haber dado el voto a las masas, siempre fácil presa de las promesas de esos que deseaban ser sus opresores.

Desde una perspectiva más contemporánea, Max Weber, considerado fundador de la sociología, explicaba que el secreto del tirano para obtener el poder en democracia era la “autoridad carismática”. Es decir, que dependían de su capacidad para revestirse de razón presentando sus capacidades como superiores. ¿Quién no querría votar a un genio? Especialmente si sus promesas son solventar todos los problemas de este mundo, que es también el ideal al que aspiran, o deberían aspirar,  hombres y mujeres con vocación política. El problema es cuando, como ahora, en vez de programas razonados, nos proponen soluciones mágicas. Seguir leyendo “Los tiranos y el regreso del pensamiento mágico”

Ellos cobran

Ellos cobran
Jaume Boix, director de El Ciervo

Cuando el manto níveo del llamado procés que durante un largo invierno de cinco años ha cubierto la superficie del país se está derritiendo aparecen sin remedio las miserias que ha tapado. Blanco por fuera, como los bíblicos sepulcros. En Catalunya, hospitales completamente desbordados por una epidemia de gripe que cada año se produce y cuya virulencia actual estaba avisada tienen a debilísimos nonagenarios doce horas o más tumbados en un pasillo entre toses, virus, bacterias, prisas, nervios y unas condiciones completamente deplorables, denunciables y, tal vez, perseguibles judicialmente. Y los responsables, huidos porque han sido incapaces de afrontar la realidad y arrostrar las consecuencias de su pésima gestión y su increíble frivolidad. Seguir leyendo “Ellos cobran”

Enfermos

Enfermos
Soledad Gomis, periodista

Ansiedad, angustia, insomnio, depresión, estrés, hipertensión… son las consecuencias de la situación que los catalanes estamos sufriendo las últimas semanas. Llevamos  desde septiembre –o incluso desde mediados de agosto, con los atentados yihadistas– padeciendo momentos históricos. Primero fueron las tensiones entre nosotros: las bajas de los grupos de whatsapp; los recelos entre compañeros de trabajo… Luego vinieron las divergencias familiares, las discusiones entre amigos. Me decía un chef el otro día que han vivido cenas muy tensas y que el ánimo celebrativo de los clientes ha bajado tremendamente. Las librerías venden un 30 por ciento menos; los teatros estrenan sin alegrías y los cines pierden también espectadores. No estamos para nada. En algunas farmacias han terminado sus reservas de valerianas y melatoninas para calmar los nervios sin receta. Hay esperas para visitar al médico de cabecera, al psicólogo, al pisquiatra. Los pacientes piden ansiolíticos, somníferos, y algunos, la baja. Seguir leyendo “Enfermos”

Tampoco se salvó la política

Tampoco se salvó la política
Andreu Llabina, Historiador

¡El turnismo ha muerto! ¡Viva la gran coalición! Este pudiera ser el resumen del fin de un proceso electoral (histórico) que empezó con las elecciones al Parlamento Europeo en 2014 y terminó el sábado 29 de noviembre de 2016.

La crisis ha movido las placas tectónicas de la sociedad española causando terremotos y fallas. La brecha entre pobres y ricos ha arrasado la clase media, los trabajadores han perdido poder adquisitivo y miles de empresarios han tenido que cerrar sus empresas y negocios. Mientras, la economía productiva ha perdido frente la economía especulativa. La Banca ha arrasado con todo. Seguir leyendo “Tampoco se salvó la política”

La guía para los despistados del 20D

Ayer se celebraron las elecciones generales en España. Este texto se pensó, redactó, editó y muy cerca estuvo de publicarse –por despiste propio– antes incluso de que se celebraran los comicios. No porque se trate de una quimera, sea un intento de futurología o –lo que es peor– piense que nadie lo leerá, sino debido a que el resultado se decidió mucho antes de que los españoles fueran en masa dominguera a depositar su voto en las urnas. Seguir leyendo “La guía para los despistados del 20D”