Sagunto, Numancia y los fuegos que vendrán

Sagunto, Numancia y los fuegos que vendrán
Andreu Llabina, historiador

La poética de la resistencia hasta el fin, llenar de fuego la vida para que sea el combustible de la última batalla. La muerte de un pueblo, de una manera de ver el mundo, de una lengua, de toda una cultura. Sacrificio por el todo o nada.

Sagunto fue un destacado enclave de la antigüedad, habitado por iberos, ubicado en la costa Mediterránea entre las actuales ciudades de Castellón de la Plana y Valencia. Sagunto resistió los envites de los todo poderosos cartagineses hasta inmolarse en el año 219 a.C.

Numancia fue un poblado celtibero situado en el interior de la Península Ibérica, actualmente la ciudad de Soria se encuentra a 7 km de distancia de ese encalve. Numancia luchó contra la ocupación del Imperio Romano hasta también inmolarse en el año 133 a.C. Seguir leyendo “Sagunto, Numancia y los fuegos que vendrán”

Saberlo todo, ¿no poder hacer nada?

Saberlo todo, ¿no poder hacer nada?
Oscar Mateos, profesor de la Facultad de Comunicación y Relaciones
Internacionales Blanquerna-URL, miembro del Centro de estudios
Cristianismo y Justicia

Dice la filósofa catalana, Marina Garcés (Nueva Ilustración radical, 2017, Anagrama), que la impotencia de nuestra tiempo es lo que denomina como “analfabetismo ilustrado”: lo sabemos todo, pero no podemos hacer nada. Asistimos perplejos a escenarios que nunca imaginamos, o si lo hicimos, asumimos que sólo era una proyección improbable de las previsiones más catastróficas. Es un tiempo en el que la fascinación por las distopías (dibujar insistentemente en series de TV, por ejemplo, un mundo en el que el cambio climático ha devastado totalmente el planeta, pero también en el que el hemos vuelto a sistemas autoritarios) o por las “retrotopías”, que señala Zygmunt Bauman en una obra póstuma (añorar aquel mundo que no regresará), cabalgan dramáticamente sobre la posibilidad de imaginar colectivamente la sociedad que queremos y a la que aspiramos. Seguir leyendo “Saberlo todo, ¿no poder hacer nada?”