El autor se confiesa: Caroline Lamarche

El autor se confiesa: Caroline Lamarche

La Editorial Tránsito, que se dio a conocer a finales de 2018, ha publicado recientemente La memoria del aire, de Caroline Lamarche. En este relato autobiográfico tan estremecedor como onírico la autora de origen belga vuelve a algo que le sucedió hace años y, a través de la escritura, recuerda una de las experiencias más secretas, como nos confiesa en el siguiente texto, “en medio de una gran angustia y soledad”.

La memoria del aire
por Caroline Lamarche

Este texto es un ovni en mi producción. No fue premeditado y fue escrito rápidamente. Se trata de algo que me sucedió hace un cuarto de siglo, una violación cometida por un hombre con un cuchillo en un parque por el que caminaba. Nunca pensé que hablaría de esto. Me dije a mí misma: a muchas mujeres les sucede; además, estoy viva cuando podría haberme matado (lo que sucede muy a menudo también). Seguir leyendo “El autor se confiesa: Caroline Lamarche”

Del miedo al pim pam pum

Del miedo al pim pam pum
Soledad Gomis, periodista

Las mujeres tenemos miedo. Miedo de los hombres. De que puedan acecharnos en cualquier momento y lugar. Por eso, las deportistas buscan espacios con gente para ir a correr. De noche, caminamos alejadas de los portales, para que nadie nos empuje dentro de uno. O vamos en dirección contraria a los coches, para que no puedan hacernos subir a la fuerza. Sacamos la llave 100 metros antes, para no entretenernos en la puerta de nuestro edifico. O llevamos el móvil en la mano, para no parecer tan aisladas. En los taxis, algunas veces vamos tensas, según el conductor y la ruta que elija. Si en la portería se entretiene alguien, bajamos en otro piso, para que no quede claro dónde vamos. Muchas no se atreven a andar por el monte solas. Ahora suele ser automático, pero, en el coche, nos aseguramos de que quede cerrado a la que tomamos asiento.  Hablando de coches, a ninguna le gusta estar en un parking sin vigilancia en horas de poco trajín. Y siempre, siempre, nos ponemos en guardia si oímos pasos detrás nuestro. Seguir leyendo “Del miedo al pim pam pum”